1ra Cadena 88.7 FM

Cempasúchil: la flor de los muertos que nació del amor eterno de dos jóvenes aztecas

Autor: Radio Fórmula Querétaro

|

Fecha: 30 octubre, 2020

El nombre de cempasúchil proviene del náhuatl “Cempohualxochitl” que significa “veinte flores”, fue “creada” por Tonatiuh.

El Día de Muertos, 1 y 2 de noviembre, la flor de cempasúchil sirve para guiar el camino obscuro de las almas hacia los altares, que sus familiares colocaron en sus hogares para recordarlos con amor.

La flor de cempasúchil, cuyo nombre proviene del náhuatl “Cempohualxochitl” que significa “veinte flores” o “ varias flores”, fue creada por Tonatiuh, dios del Sol, según una leyenda.

La narración cuenta que Xóchitl y Huitzin, quienes estaban enamorados desde pequeños, acostumbraban a subir cada tarde a la montaña dedicada a Tonatiuh, donde colocaban un ofrenda de ramos de flores y también juraron amarse por siempre bajo cualquier circunstancia, incluso la muerte.

Cuando llegó la guerra,  Huitzilin fue enviado a defender las tierras aztecas, pero no murió en batalla.

Al enterarse que su amado había muerto, Xóchitl pidió a Tonatiuh que la liberara de su sufrimiento y la reuniera de nuevo con Huitzilin. El dios, agradecido por las ofrendas que los enamorados le habían dado, cumplió la petición.

Tonatiuh dejó que sus rayos cayeran sobre Xóchitl, en el momento en que su piel se iluminó, se transformó en una flor de color amarillo intenso, como la luz del mismo sol.

Por un tiempo la flor permaneció cerrada, como si pasara un duelo, pero un día un colibrí se posó sobre ella y se abrió inmediatamente. Según la leyenda, la pequeña ave era la reencarnación de Huitzilin, por lo que, al hacer contacto con la planta, esta abrió sus 20 pétalos liberando un aroma intenso.

Así que el amor de los dos jóvenes aztecas permanecerá mientras haya colibríes y flores de cempasúchil en los campos mexicanos.

En México se estima que existen al menos 35 especies de flores de cempasúchil, de las 58 referidas para América.

En nuestro país, los estados de Guanajuato, Hidalgo, Michoacán y Estado de México son los que cuentan con las mejores condiciones de suelo y clima para la producción de cempasúchil. Dicha flor únicamente florece después de la
época de lluvias.

Con información de El Universal y Gobierno de México.