1ra Cadena 88.7 FM

Con el cubreboca te cuidas a ti y cuidas a los tuyos

Autor: Radio Fórmula Querétaro

|

Fecha: 6 noviembre, 2020

Durante la emisión de este viernes, el vocero Organizacional de Querétaro, Rafael López González, explicó los beneficios del uso del cubreboca en diversos escenarios cotidianos que representan un riesgo de contagio de COVID-19.

Tras señalar que a estas alturas de la pandemia aún existen personas que rechazan el uso del cubreboca por considerarlo inútil, expuso cómo funciona la dinámica del contagio en una reunión familiar sin uso del cubreboca, en una sala cerrada, con uno de los miembros infectado.

Especificó que el resultado de esta situación derivaría en todos los asistentes contagiados al paso de una horas; luego mencionó que, si esta reunión se realiza en un ambiente ventilado, con todos los asistentes usando cubreboca y recortando su duración a la mitad, la probabilidad de contagio es menor a una persona.

El Vocero agregó que en los restaurantes y bares sucede algo similar, pues incluso con aforo reducido y con sana distancia, en un ambiente cerrado y sin uso de cubreboca, una sola persona infectada podría contagiar a 14 más al paso de unas horas.

Por ello recomendó acudir a lugares con buena ventilación natural, con mesas disponibles a la intemperie y el uso de cubreboca hasta antes y después de consumir alimentos y bebidas, además de reducir el tiempo de la estancia.

En su momento, López González explicó que la función del cubreboca es retener e impedir el paso de las gotas y partículas de saliva que son el principal vehículo de contagio de COVID-19, y que en un espacio cerrado dichas partículas pueden quedar en el ambiente hasta por horas.

Señaló que la calle es el espacio en donde es común ver a personas que no usan cubreboca o lo utilizan de forma incorrecta, dejando descubierta la nariz o quitándoselo para hablar o estornudar, exponiéndose ellos y a los demás.

Adicionalmente a esta información el Vocero agregó una serie de consejos sobre cómo utilizar correctamente el cubreboca, que es cubriendo siempre boca, nariz y mentón, no tocarlo mientras se esté usando, no manipularlo por la parte exterior, llevar más de uno al salir de casa para cambiarlo cuando se humedezca, no retirarlo para hablar o estornudar y desecharlo siempre en un depósito de basura, envuelto en una bolsa.

Finalmente invitó a hacer del uso del cubreboca un hábito, no resistirse a su utilización, mantener sana distancia y lavar constantemente las manos.

“Estás a tiempo, cuídate y cuida a los tuyos”, concluyó.

Redacción fórmula