1ra Cadena 88.7 FM

COVID-19 deja en algunos sobrevivientes “anticuerpos” que afectan su salud

Autor: Radio Fórmula Querétaro

|

Fecha: 1 noviembre, 2020

Signos preocupantes muestran que el sistema inmunológico de algunos sobrevivientes de COVID-19 se ha activado en contra de su cuerpo, algo similar a lo que sucede con enfermedades potencialmente debilitantes como el lupus y la artritis reumatoidea, reveló un nuevo estudio.

De acuerdo con el informe reciente, el sistema de defensa del cuerpo de pacientes que vencieron al nuevo coronavirus cambió, y en lugar de atacar al virus, empezó a atacarse a sí mismo.

Los pacientes comenzaron a producir moléculas llamadas “autoanticuerpos”, las cuales no atacan al virus, sino al material genético de las células humanas.

La enfermedad tiene graves secuelas

Tal respuesta inmune puede fortalecer a la COVID-19 severa, y también podría ser la razón por la cual los portadores prolongados tienen problemas persistentes meses después de recuperarse.

Con este nuevo hallazgo, si los médicos utilizan las pruebas existentes capaces de detectar anticuerpos, podrían identificar a los pacientes que pueden beneficiarse de los tratamientos que se utilizan para el lupus y la artritis reumatoide; aunque no hay cura para estas enfermedades, algunos medicamentos disminuyen la frecuencia y la severidad de los brotes.

“Es posible darle a los pacientes apropiados con mayor intensidad algunos de los medicamentos más agresivos y esperar mejores resultados”, dijo Matthew Woodruff, inmunólogo de la Universidad Emory en Atlanta y autor principal del trabajo.

Los resultados del estudio se dieron a conocer el viernes en el servidor MedRxiv, que distribuye estudios científicos inéditos, pero no se han publicado en ninguna revista científica.

Sin embargo, otros expertos afirmaron que los investigadores que realizaron el estudio destacan por su trabajo cuidadoso y meticuloso, y que los hallazgos no son inesperados porque otras enfermedades virales también desencadenan autoanticuerpos.

¿En qué consistió el estudio?

Investigadores examinaron a 52 pacientes del sistema de atención a la salud de Emory en Atlanta y los clasificaron como portadores de COVID-19 severo o crítico. Ninguno tenía antecedentes de trastornos autoinmunes.

En casi la mitad de los pacientes encontraron tres tipos de anticuerpos: los que reconocen el ADN, los que atacan a una proteína llamada factor reumatoide, y otros que ayudan a la coagulación de la sangre.

Entre la mitad superior de los pacientes más gravemente enfermos, más del 70 por ciento tenía autoanticuerpos contra uno de los objetivos analizados, dijo Woodruff.

Por su parte, Ann Marshak-Rothstein, inmunóloga y experta en lupus de la Universidad de Massachusetts en Worcester, explicó que algunos de los anticuerpos identificados se asocian con problemas de flujo sanguíneo.

“Es muy posible que algunos de los problemas de coagulación que se observan en pacientes de COVID-19 sean causados por este tipo de complejos inmunológicos”, dijo.

Además, señaló que si los autoanticuerpos resultan ser duraderos, pueden generar problemas persistentes, incluso de por vida, para los sobrevivientes de COVID-19.

Con información de Infobae.