El arte como una herramienta terapéutica

,

El arte según la Real Academia Española describe como “Manifestación de la actividad humana mediante la cual se interpreta lo real o se plasma lo imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.”

De acuerdo con los filósofos Alain de Botton y John Armstrong en su libro El arte como terapia, sostienen que el arte es una herramienta terapéutica que nos ayuda a conectarnos no solo con él, sino con nosotros mismos. Es una manera de ampliar nuestras habilidades más allá de lo que la naturaleza no dio.

El libro nos da 7 funciones psicológicas básicas en las que el arte puede ayudarte:

1º El arte es una herramienta de re-sensibilización y apreciación.

Nos ayuda a examinar el valor de lo común, de lo que es muy presente en nuestro día a día.

2º Puede ser un correctivo de la mala memoria.

Ya que esta registra y preserva las emociones de la escena más memorable no solo para el creador, pero también para el observador.

3º Es una guía para el autoconocimiento.

Nos ayuda a completar ideas y pensamientos que hemos tenido, pero no podíamos expresar.

4º Es una fuente de dolor dignificado.

El arte nos ofrece una perspectiva diferente a nuestra propia tristeza y nos puede ayudar a encontrar una manera de tratar con él.

5º Nos da esperanza.

Es cierto que el arte nos ayudar a experimentar sensaciones reconfortantes, lo cual nos motiva a esperar lo mismo para nosotros.

6º Motivador para el auto crecimiento.

Somos personas en constante evolución, cuando vemos una imagen que no hemos experimentado o de una emoción desconocida, podemos darnos el tiempo para reaccionar e identificarnos.

7º Un agente de equilibrio.

Al ver diferentes perspectivas, observar, juzgar y apreciar cosas que no vemos normalmente, podemos encontrar un equilibrio.

Ahora que seguimos en casa para salvaguardar a todos los que nos rodean, intenta crear arte, ya sea una pintura o escribir. Incluso puedes buscar recorridos a museos alrededor del mundo, escucha música nueva o abre aquel libro que dijiste terminar. Porque como Pablo Picasso decía, “el arte del alma el polvo de la vida cotidiana”.

Con información de Montse Ortega.

Te puede interesar