México necesita una vacuna que combata la confrontación: FDS

, , , ,

Durante la ceremonia de Aniversario de la Promulgación de la Constitución de 1917, el gobernador del estado, Francisco Domínguez, hizo un llamado a la serenidad y al acuerdo nacional, ya que consideró que México requiere la reconciliación como elemento indispensable para el alivio y la unidad de propósito para recobrar la prosperidad.

En el Teatro de la República, mencionó que el país requiere altura de miras y un bálsamo para reencontrar el camino del porvenir.

El mandatario, señaló que la república demanda a los poderes públicos la aplicación de dos vacunas.

“La que prevenga el virus que desemboca en la muerte, pero también la que previene el odio y la confrontación que anticipa la fractura de las sociedades. Ya hemos visto en otras latitudes lo que ocurre cuando la pasión y la lógica electoral prevalecen sobre el interés público. Y eso no nos puede, no nos debe suceder”, indicó Francisco Domínguez.

Ante esta crisis sanitaria, económica y social provocada por la COVID-19, hizo un llamado a un auténtico, transparente, generoso acuerdo nacional; a transitar a un acuerdo forzoso, a la fuerza del acuerdo genuino.

“En momentos de grandes desafíos como este, no hay militancias ni ideologías: hay compromisos. No hay espacio para la confrontación: solo para la cooperación desinteresada que atienda la necesidad y el dolor”, expresó.

Además, el mandatario estatal expresó que, entre las diferencias, es una obligación encontrar coincidencias.

Pidió a la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero, transmitir el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, su compromiso de actuar con firmeza, redoblar esfuerzos; mantener todo lo que ha sido exitoso, mejorar lo que se ha hecho bien y corregir lo que ha fallado.

“Mandemos una imagen de cooperación a las y los mexicanos. Nos une a todas y a todos, un gran amor por México”, señaló.

Además, resaltó que los poderes públicos tienen la obligación moral de ofrecer a las familias mexicanas los servicios de salud que merecen; el apoyo económico que necesitan y “la esperanza en un futuro de concordia y prosperidad”.

Con información de: Alan Contreras

Te puede interesar