Reconoce Cabildo de Querétaro a queretanos destacados


En el marco de los festejos por el 490 Aniversario de la Fundación de Santiago de Querétaro, se llevó a cabo la Sesión Solemne de Cabildo para la Entrega de Preseas y Homenajes Póstumos a queretanas y queretanos que con sus obras han hecho la diferencia para hacer de esta, la mejor ciudad para vivir, y así guiar al Querétaro del futuro.

“Querétaro les reconoce y rinde homenaje. Hoy que soplan vientos de esperanza, sus nombres y biografías son inspiración y nos dan la certeza de que, siguiendo su ejemplo, no hay nada que pueda detenernos”, aseguró el Presidente Municipal de Querétaro, Luis Nava.

Este año la Rondalla de la Universidad Autónoma de Querétaro, recibió la presea “Germán Patiño Díaz”, la cual se otorga a quienes han invertido su talento en la difusión de las artes y acervo cultural del municipio. Más allá de su trayectoria, referirnos a la Rondalla es remitirnos al referente nacional de música de género; cuenta con 30 años de trayectoria, con presencia en los principales foros queretanos, giras locales, nacionales e internacionales, lo mismo que sus incursiones en radio y televisión; han grabado diez discos, un DVD y en múltiples ocasiones con agrupaciones nacionales e internacionales.

José Pedraza Tovar, recibió la presea “Epigmenio González Flores” que se asigna a quienes realizan acciones de entrega en favor de la comunidad, permitiendo inculcar valores de lealtad y valentía en las generaciones más jóvenes, esto a su dedicación de formar decenas de generaciones en diversas instituciones educativas con estos valores; así como su trabajo en programas integrales para ayudar a los internos de los Centros de Adaptación Social en el estado, como el programa “Reconstruyendo la vida” a través de la formación de una unidad de Pentatlón, un ejemplo de disciplina, integridad y honor; valores cívicos que encarnó al dirigir el Pentatlón Deportivo Militarizado Universitario de la XXII Zona de Querétaro.

La presea Pedro “El Mago” Septién, fue entregada a Ma. Soledad Castro Serrano, por su dedicación, entrega y constancia destacando en el alpinismo mundial; es Comisionada Nacional de Montaña en la Federación Mexicana de Deportes de Montaña y Escalada, y miembro de la Asociación de Montañismo de la UNAM. Está en el lugar número 1 de montañistas mexicanas. Alcanzó las cumbres del Aconcagua dos veces y la cumbre del Kilimanjaro una vez, la única mexicana en hacerlo. Hizo cumbre también en la Cordillera Blanca de los Andes y en Pakistán logró la cumbre del Broad Peak. Es la única y primera mexicana que ha subido una montaña virgen en el Himalaya, el Linjun Chuli 2 de Nepal-Himalayas, abriendo ruta a una cumbre virgen.

La presea Fray Isidro Félix Espinosa, que se otorga a quienes entregan sus conocimientos en favor de la investigación, la preservación y difusión de la historia de la entidad, permitiendo la conservación de las tradiciones, le fue entregada a Patricia Guadalupe Luna Sánchez, quien es doctora en historia por la UNAM y miembro del Sistema Nacional de Investigadores con una línea de investigación referente a la historia económica empresarial y al patrimonio cultural e industrial. Tiene varias publicaciones como libros, capítulos, artículos y reseñas, y es miembro del Seminario de Cultura Mexicana Corresponsalía Querétaro y de la Asociación Mexicana de Historia Económica.

La presea Damián Carmona, con la cual se reconocen acciones destacadas en el campo militar, se entregó a Laura Nayetzi Cabrera, pues la Mayor Médico Cirujano a raíz de la pandemia trabajó para habilitar la Unidad Operativa de Hospitalización en el 4to Regimiento Blindado de Reconocimiento para atender a pacientes contagiados de la COVID-19, adecuando espacios para mejorar la protección del personal, contemplando un área de choque y vinculación familiar para la atención de pacientes y familiares. En diciembre de 2020 fue nombrada coordinadora estatal de vacunación contra el COVID-19, confiándole la estrategia para el manejo y seguridad de las vacunas.

Este año también se entregaron tres Homenajes Póstumos a una queretana y dos queretanos que gracias a su trabajo y entrega por su ciudad, se ganaron un espacio en la memoria colectiva, dejando sus obras y acciones para futuras generaciones.

Refugio Carrillo García, tomó la responsabilidad de educar a más de 40 niños y niñas en su casa, dio clases en el colegio Plancarte y además desarrolló un gusto por el teatro, participando en diversas obras desde 1947, la mayoría presentadas en el Cine Goya, Teatro Alameda e incluso en las instalaciones de la Escuela Normal del Estado. Cuquita como se le conocía de cariño, fue una mujer de dulce carácter, conservando siempre la gentileza que cultivó, una personalidad muy propia, que le dio la capacidad para enfrentar la vida con entereza, sensatez, valentía, mucho trabajo, cansancio y muchas responsabilidades pero, sobre todo, con caridad.

Francisco Miguel Rabell Fernández, fue homenajeado por su labor como fundador y actor del grupo universitario Cómicos de la Legua para más adelante, en 1981, independizarse y crear su propia compañía de teatro: Corral de Comedias. Por todo lo que hizo, unido a su vasto caminar sobre los escenarios nacionales e internacionales, llegó a la cumbre de la actividad histriónica y sin mayor discusión, quien mejor se desarrolló como actor queretano de renombre: Paco Rabell sigue siendo considerado el mejor actor de origen queretano.

El queretano Juan Servín Muñoz, fue homenajeado por su gran aportación y trayectoria en la Universidad Autónoma de Querétaro, donde fue Presidente de la entonces Escuela de Derecho y de la Federación de Estudiantes, cuando inspiró al Rector Fernando Díaz Ramírez para formar la estudiantina de la UAQ y recomendar al Maestro Aurelio Olvera como su director. Además en 1959 fue cofundador de Cómicos de la Legua. Se le reconoce también su capacidad jurídica y administrativa, eterno magistrado supernumerario del TSJ donde nunca cobró sus honorarios. Consejero y mantenedor de El Heraldo de Navidad. El mensaje que nos dejó Juan Servín es el de que nunca dejes de servir a tu Universidad con la que estás en deuda para toda la vida por la formación que te dió y te hizo subir de peldaños sociales.

Con información de Redacción Fórmula

Te puede interesar