Trabajan iniciativa de ley que impulse a empresas cooperativas

, ,

Las empresas sociales, solidarias o cooperativas son una opción para el desarrollo económico de Querétaro así como para superar el umbral de la pobreza laboral, por ello, durante el conversatorio Economía Social: Perspectivas 2021 organizado por la Universidad Mondragón México, la diputada Beatriz Marmolejo anunció que trabaja en un proyecto de normativa estatal para impulsar este tipo de empresas.

En el evento en el que también estuvieron presentes Arturo Alvarado, rector de la UMx, y Luis Eduardo Jara, director del Consejo Mundial de Cooperativas de Ahorro y Crédito (WOCCU, por sus siglas en inglés) en América Latina, indicaron que las instituciones que representan colaborarán con la diputada en el desarrollo del marco normativo de su propuesta.

“Debido a la pandemia de Covid-19 es necesario buscar alternativas para resolver las necesidades de desarrollo de las personas y del estado, y estas incluyen a la economía social, por lo que trabajo en un nuevo marco regulatorio para mejorar este entorno”, puntualizó la también presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y Derechos Humanos de la LIX legislatura de Querétaro.

Marmolejo dijo que si bien Querétaro cuenta con una ley para cooperativas, es necesario renovarla. Agregó que busca generar una iniciativa de ley, en la cual se incluya la participación y opinión de los expertos.

Por su parte, Arturo Alvarado Hierro, destacó la importancia de dar visibilidad a la llamada economía social, a sus emprendimientos y a las dificultades y restricciones que enfrentan este tipo de empresas.

Según el rector de la UMx, uno de los puntos más importantes, es entender qué es la economía social, la cual busca salvar el empleo por encima de todo. Al proteger a las personas en tiempos de crisis y mejorar sus condiciones en tiempos de bonanza.

Explicó que por ejemplo, si hoy una cooperativa de ahorro y crédito necesita crear otra organización por una necesidad en su entorno, no lo puede hacer con la misma figura jurídica. Si una empresa de cooperativa de construcción quiere participar en otra empresa social o crear una nueva, no lo puede hacer dentro de la misma organización, porque la ley no permite crear cooperativas de segundo piso.

“Las empresas sociales o cooperativas son organizaciones competitivas, las cuales responden a los retos del siglo XXI, cuidan del medio ambiente y son una alternativa ante la desigualdad creciente y la acumulación de capitales, como contrapesos para un mayor equilibrio económico y social”, argumentó.

Para compartir su experiencia como parte de la Corporación Mondragón, uno de los grupos cooperativos más grandes del mundo, la UMx cuenta con un la Maestría en Creación y Desarrollo de Empresas Sociales y Solidarias que iniciará en abril próximo.

Eduardo Jara señaló que las cooperativas de ahorro y crédito son una prueba del éxito y del impacto de estas organizaciones. Por ejemplo, en el caso de Ecuador, que recientemente enfrentó una fuerte crisis económica, ninguna de las cooperativas paró operaciones, mientras que en la banca privada seis instituciones cerraron definitivamente sus actividades.

“Se necesita un modelo co-participativo para generar más producción y productividad, que incluya al gobierno para fomentar el sector social, con leyes que eviten el estancamiento y que conozcan el funcionamiento del sector, en lugar de complicar su operación, además de una colaboración estrecha entre organizaciones, autoridad, academia y consultoras”, enfatizó Jara.

Con información de: Alan Contreras.

Te puede interesar