1ra Cadena 88.7 FM

Venecia limitará el cupo en las góndolas por sobrepeso

Autor: Radio Fórmula Querétaro

|

Fecha: 30 julio, 2020

No es una medida preventiva para evitar la propagación del covid19, sino de seguridad.

Venecia, también considerada como “la ciudad del amor” – además de París – ha limitado el número de viajeros por góndola, siendo 5 turistas en lugar de 6. Y no precisamente como medida preventiva del coronavirus, sino por el sobrepeso de los turistas.

Andrea Balbi, presidente de la Asociación de Góndolas de Venecia, ha reconocido que “Durante los últimos diez años los turistas han aumentado de peso. Y para no  hacerles subir a una báscula antes de viajar en góndola han decidido limitar el número de personas a bordo”.

Los gondoleros han optado por esta decisión no solo por la imposibilidad de cargar con los turistas, sino también por el nivel de peligro.

La ciudad de los canales también aplicará este limite a las góndolas “taxi”, que van a pasar de 14 plazas a 12.  Según las declaraciones del jefe de la asociación de gondoleros sustitos “Cargar a turistas de algunos países es como cargar bombas. Y cuando la góndola está llena, esta se hunde y entra agua”.

Actualmente, Venecia cuenta con 433 licencias de gondoleros y 180 sustitutos, el ayuntamiento barajea la opción de aumentarlas, aunque no es tan sencillo, pues  los gondoleros tienen que pasar un examen o heredarla de sus padres. Eso sí, siempre que demuestren un gran dominio al frente de la lancha.

La corporación municipal insiste en que esta no es una medida económica, sino para garantizar seguridad tanto a ls turistas como a los profesionales de la actividad.  Asimismo, otro problema que se suma es la gran cantidad de lanchas que producen un colapso en los canales.

Sin embargo, Venecia no ha sido la pionera en cambiar sus medidas de seguridad. En 2018, la isla de Santorini (Grecia) prohibió a los turistas con más peso montar en burros. Una medida impulsada por los activistas que alegaban que esa actividad perjuducaba la salud de los animales.

Con información de: Natividad Sánchez